Una boda en Murcia de lo más dulce

19:28

Desde septiembre que llevaba queriendo publicar esta entrada para enseñaros, sin lugar a dudas, la boda más dulce en la que he estado y es que casándose la hija de un profesional de la repostería no podía ser menos ¿no? 

La personalidad de los novios se refleja mucho en un día como éste cargado de tantas emociones. Isa y José no sólo nos regalaron a los invitados la mejor de sus sonrisas sino que también nos transmitieron un sentimiento de gratitud inmenso a todos los que estabamos allí, sobre todo a aquellos que habíamos hecho un largo viaje para no perdernos su enlace.

¡Y qué deciros de los murcianos! Qué majos son todos. Cuando vas a una boda y no conoces practicamente a nadie siempre te sientes un poco cohibido y receloso pensando a ver con quién te van a sentar en la mesa, pero en el minuto 1 se nos fue la tontería. 

Isa fue una de esas personitas que se cruzaron en mi camino durante mi estancia en Boston una tarde de gimnasio, con la que conecté de inmediato y que a día de hoy es una de mis grandes amigas, a pesar de no vernos tanto como quisiéramos. Nuestra sorpresa fue que todo el mundo en la boda nos conocía como el Boston Team jajaja y, junto con mi querida María, otra miembro del súper equipo, nos sentimos como de la familia.

En la entrada de hoy os traigo algunos de los detalles de la boda que me gustaron especialmente.

Estos conos para guardar el arroz y los pétalos de rosa con los que recibimos a los novios a la salida de la iglesia me parecieron monísimos. Elaborados con algo tan simple como el papel que se utiliza en las bandejas de repostería.

 

Los farolillos y las velas son mi debilidad. En mi casa están por todas partes y en una boda aportan ese toque romántico e íntimo que tanto me gusta. 



Los lienzos de firmas con huellas dactilares se han puesto muy de moda. Un bonito recuerdo para colgar en una pared de casa. No obstante esta es la segunda boda a que voy y en la que encuentro este particular "libro de firmas" y debo recomendar que, a no ser que tengáis a un "lienzo-policia" controlando a los invitados que deciden dar rienda suelta a su creatividad, mejor que optéis por otra cosa. Desafortunadamente en los dos casos los lienzos acabaron hechos un Cristo.


Nada mejor que música en directo para amenizar el cocktail. El primo del novio, saxofonista profesional, le dio un toque súper elegante a la velada con su saxófono.


El rinconcito de las firmas me tocó especialmente el corazón. Además del lienzo, colocaron fotografías de las bodas de los padres de los novios y un álbum de fotos con la preboda de Isa y José para que escribiésemos nuestras dedicatorias en él. ¿No os parece de lo más tierno?





El regalo que dieron a los invitados fue, sin duda alguna, la gran sorpresa de la noche y el mejor regalo que he recibido nunca. Como os comentaba, el padre de Isa es un reconocido repostero en Aguilas. Sus recetas siempre han sido su gran secreto, un secreto que nunca había compartido con nadie hasta el día de la boda de su hija.

Un conjunto de láminas que contienen sus recetas más destacadas fue el gran regalo que recibimos. Aunque os aseguro que, aunque intentemos hacerlas en casa, no nos saldrán tan buenas como las hechas por él mismo.


Para terminar, y siguiendo con el toque dulce de la boda, una mesa de dulces artesanales {por supuesto elaborados por el padre de la novia} colocada junto a la zona de baile hizo las delicias de los más golosos.



¿Qué os ha parecido esta boda tan dulce? ;)

También te puede interesar:
- Invitadas de boda con tocado? Sí o sí!
- De boda en una masía valenciana
- A quién invitar a tu boda - 5 consejos y algo más

You Might Also Like

0 comentarios

No seas remolón/a y déjame tu comentario ;)