Cómo decorar un dormitorio de bebé: La habitación de Alejandro

9:00



Preparar la habitación de nuestro bebé es una de las cosas que más ilusión hace a los futuros padres. Y en nuestro caso no fue para menos :) Dar vida con todo mimo de detalle al rincón de la casa que pasará a ser territorio de juegos, sueños y desvelos de nuestro retoño forma parte de ese camino hacia la paternidad. No obstante, durante los primeros meses de vida el cuarto del bebé queda prácticamente inutilizado ya que, por lo general, suele dormir en la habitación de los padres.

Desde que nació Alejandro nuestra casa ha sufrido una continua metamorfosis y, por eso mismo, esta entrada se ha postergado tanto. A pesar de que desde que estaba embarazada, sabiamente previendo el poco tiempo que tendría una vez llegase Alejandro comencé ya a idear su dormitorio, éste no ha estado listo hasta prácticamente sus seis meses de edad.

A tener en cuenta


A la hora de escoger cuál será la estancia que destinaremos al dormitorio del bebé en el caso de que podamos permitirnos el lujo de escoger, claro se debe de tener en cuenta:

1. La luz natural: cuanto más luminoso sea el dormitorio, mejor. La cantidad de luz que entre en la estancia también ayudará a determinar la composición de los colores en los que basaremos la decoración. Cuánta menos luz tenga la habitación, más claros tendrán que ser los tonos que escojamos.

2. El espacio: el dormitorio deberá tener las dimensiones necesarias para que nuestro hij@ disponga de su espacio de juegos al margen del resto de estancias de la casa conforme vaya creciendo.

3. Los elementos: en lo que respecta a mobiliario y decoración menos es más. Principalmente por dos razones, evitar accidentes cuando el bebé comience a caminar y se tropiece con todo tipo de obstáculos y evitar la acumulación innecesaria de polvo. Con el tiempo se tiende a acumular juguetes y demás trastos, por lo que cuanto más minimalista sea la habitación desde un principio más tardaremos en que nos invada el caos.

Escoger el estilo


Pinterest es una fuente inagotable de inspiración donde se pueden encontrar mil ideas para elegir el estilo del dormitorio (nórdico, rústico, alegre, vintage...) e incluso la temática (de animales, marinera, viajera, de cuento de hadas... ). A mí me resulto especialmente práctico para diseñar mi mood board. 

Estos son algunos ejemplos de la preciosidad de dormitorios con los que empezar a dejar volar la imaginación.






Nuestra habitación 


En nuestro caso, hemos tratado de aprovechar buena parte de los muebles que ya teníamos en la habitación, que antes de convertirse en el dormitorio de Alejandro era usada como despacho para Rafa y habitación de invitados. Por lo que hemos conservado los colores predominantes, azul marino y blanco, añadiéndole un toque de verde menta.

Nuestra intención es que sea una habitación polivalente y neutra, en la que el toque infantil lo dan pequeños accesorios de decoración, con el objetivo de ir adaptándola en función de las necesidades de la familia.

Y éste es el resultado final. Como veis simple, pero acogedor. ¿Qué os parece?








La gran mayoría de los muebles son de Ikea: los armarios, la cómoda, la alfombra, la cuna, la mosquitera, las lámparas y los cojines.

  • La cuna es el modelo Stuva de Ikea, especialmente práctico por tres cosas: los cajones de almacenaje, la altura regulable y la barra lateral desmontable para convertir la cuna en pequeña cama.

  • En el colchón decidimos invertir un poco más para asegurarnos de comprar uno lo suficientemente firme y transpirable y lo compramos en una tienda local. 

  • La manta/alfombra de algodón orgánico que veis en la última foto es de la firma sueca Klippan.

  • La guirnalda de banderines es obra de mi gran amiga {y artista} Rosa.

  • Las maletas de la mesita de noche son de Maisons du Monde.

  • La estrella musical que cuelga del armario es de nini la duchesse

  • Las estanterias en forma de casita situadas sobre la cómoda/cambiador son obra de una servidora. Podéis ver cómo hacerlas vosotr@s mism@s aquí.

  • Los tiradores de la cómoda son de Zara Home.

  • La funda del cambiador es de FundasBcn.
El mérito de que la habitación haya quedado tan bonita se lo debo también a mis amigas y familia que con sus regalitos han contribuido a crear el rincón más especial de nuestro hogar. ¡Gracias!

Espero que os haya gustado el post. Ahora que el principe duerme plácidamente, por supuesto en su dormitorio, voy a aprovechar para hacer lo propio; programar esta entrada para que podáis leerme mañana e irme pitando a dormir yo también.

¡Un besito!



You Might Also Like

0 comentarios

No seas remolón/a y déjame tu comentario ;)