Diario de una madre novata: Esenciales para preparar la llegada del bebé

9:00


esenciales para preparar la llegada de un bebé a golpe de objetivo

Desde el momento en el que recibes la gran noticia de que estás embarazada, la cabeza comienza a darle vueltas absolutamente a todo lo relacionado con este universo tan desconocido para muchos de nosotros como es el de la maternidad. Yo realmente me pregunto qué hacía la gente antes de la existencia de Internet, porque os aseguro que en mis 9 meses de embarazo, Google se convirtió en uno de mis principales aliados, sobre todo en lo relacionado a la preparación para la llegada de Alejandro.

Los asuntos médicos siempre prefiero consultarlos de primera mano con los profesionales, pero para la parte más logística {habitación de bebé, básicos para los primeros meses, ropita, decoración, etc.} recurría, y lo sigo haciéndolo conforme nuestro bebé va creciendo, a ese pozo de sabiduría que es Internet. Eso sí, una de las lecciones que he aprendido es la necesidad de mantener la mente fría y no volvernos locos con la gran cantidad de artículos que hay para bebés y que, en un principio, parece que van a ser taaaaan imprescindibles para el bienestar de nuestro retoño.

Al fin y al cabo, las necesidades de un bebé durante sus primeros meses de vida son mínimas, por lo que mi consejo es ser lo más minimalista posible e intentar ceñirse a lo imprescindible antes de lanzarse a comprar cosas de dudosa utilidad. Si algo se nos escapa, siempre estaremos a tiempo de comprarlo después del nacimiento del bebé.

Este post va dedicado a todos los padres y madres novat@s que. como yo, no sabéis ni por dónde empezar. Éstas son las cosas que, según el consejo de madres expertas en la materia {¡gracias a todas las que me habéis echado un cable!} necesitaréis tener listas para la llegada de vuestro bebé.

Para el bebé


- Muselinas: Estos cuadros de tela de hilo de algodón son nuestra salvación en muchísimas ocasiones. Yo siempre tengo una {o dos} a mano, tanto en casa como fuera y las uso para casi todo; limpiarle la carita a Alejandro si regurgita, cubrirme cuando le daba el pecho en público, dar sombra al carrito, como manta de juegos, etc.

Recomiendo tener unas cuatro para aseguraros de contar con múltiples recambios.

- Bodies y pijamitas: Con el tema de la ropa durante el embarazo dudé muchísimo, no sabía si tenía demasiada o me iba a quedar corta. No tenía forma de averiguar cuántos bodies de algodón puede llegar a necesitar un bebé por día. Todas las madres me decían que se necesitan casi tantos recambios de bodies como de pañales {y yo pensaba - ¿enserio?-}. Al final, entre monerías que me regalaron, prestaron y que yo misma compré, me aseguré de hacer buen acopio de bodies de algodón orgánico, tanto de manga larga como corta, así como de pijamas, que es lo más socorrido durante las primeras semanas del bebé.

Os diré que el número máximo de bodies que Alejandro ha usado en un día han sido cuatro. Al cambiarlos, a veces, regurgitan e igual que los vistes los tienes que desvestir de nuevo. Así, tal cual.

Para las primeras semanas también es importante tener un par de gorritos de algodón y unas manoplas. Los recién nacidos necesitan mucho calor y en el hospital aconsejan cubrirles la cabecita.

- Moisés, minicuna o cuna: En cuanto a la cama del bebé, hay opiniones para todos los gustos. Cualquiera de estas tres opciones tiene sus ventajas. El moisés o minicuna permite mover al bebé fácilmente dentro de la casa, tenerlo siempre cerca y colocarlo junto a tu cama durante la noche. También está la opción de la cuna de colecho, muy práctica en el caso de que decidas darle pecho a tu bebé, ya que es como si durmiese en tu propia cama pero sin el peligro de ser aplastado o caerse.

La ventaja de las mini-cunas es que las puedes colocar en cualquier estancia de la casa
Por otra parte, también es cierto que este tipo de cunas quedan inservibles a los pocos meses de vida del bebé y pasan a convertirse en un trasto. Por lo que hay padres que deciden utilizar directamente la cuna grande. Si optáis por esta alternativa, os aconsejo que compréis un cojín de lactancia que os sirva para colocar al bebé encima, de esta forma podréis acomodar al bebé en cualquier sitio de la casa cuando no esté durmiendo en su cuna. A nosotros nos regalaron el cojín evolutivo Tinéo Multirelax y ha sido el artículo más útil de todos. Durante el embarazo lo usé para dormir y, al nacer Alejandro, para darle el pecho y para colocarlo a dormir durante el día en el salón.


En este caso, para gustos colores. Hay quienes incluso optan por prescindir de cuna y ponerle al bebé un colchoncito en el suelo siguiendo las prácticas del método Montesori.

Nosotros nos equipamos con el "full pack" gracias a nuestros maravillosos amigos que tantas cosas nos han dejado.

- Saco de dormir: Los especialistas advierten del peligro del uso de cojines, peluches y edredones en las minicunas por el posible riesgo de asfixia del bebé. ¿La mejor solución para mantener a tu bebé calentito y libre de peligro? El saco de dormir.

Los dos primeros meses usamos un saco pequeñito que nos dejaron y, desde el tercer mes, nuestro retoño duerme dentro de su pececito de Babybites :)

Sacos de dormir de Babybites


- Asiento coche: Ni qué deciros de la importancia de la sillita del coche que necesitaréis desde el mismo día de salida de la maternidad si tenéis vehículo privado.

La primera sillita de vuestro bebé será la del grupo 0 y la utilizaréis hasta que pese 13 kilos. Aquí podéis optar por el maxi-cosi tradicional o por la más que práctica silla matrix.

Muchos carritos tienen adaptadores para poder colocar el maxi-cosi sobre el chasis y usarlo como silla del coche en caso de necesidad. No obstante, no olvidéis que no es recomendable que el bebé permanezca en este tipo de sillas más de hora y media seguida para evitar dificultades respiratorias. Ya que durante los primeros meses deben permanecer totalmente acostados. Las sillas matrix solucionan éste problema, ya que permiten llevar al bebé tanto sentado como tumbado.

- Carrito: El tema de los carritos da para un post aparte por lo que no me voy a meter en materia ya que la elección dependerá en gran medida de vuestras necesidades, estilo de vida y presupuesto.

En nuestro caso, vivimos en un edificio sin ascensor, tenemos un coche con un maletero diminuto y viajamos mucho; por lo que necesitábamos un carrito ligero, pequeño, fácil de plegar y cómodo para viajar.

La solución perfecta la encontramos con Yoyo de Babyzen, uno de los carritos más ligeros y compactos del mercado, para bebés de 0 a 36 meses de edad y que cuenta con la súper ventaja de poder llevarse en la misma cabina del avión junto al equipaje de mano. De hecho, una vez plegado, se puede colgar sobre el hombro como un bolso. Nosotros estamos encantadísimos con la elección, si nos seguís por Instagram, ya habréis visto que lo lucimos allá donde vamos ;)

carrito yoyo babyzen a golpe de objetivo

carrito yoyo babyzen a golpe de objetivo
El carrito Yoyo de Babyzen es de los más ligeros y compactos del mercado

- Bañera: De nuevo, aquí son múltiples las opciones. Desde las bañeras-cambiador, que imagino que serán muy cómodas pero que a mí personalmente me parecen un trasto enorme, hasta las bañeras plegables como la Flexi Bath de Stokke, que me parece muy práctica por lo compacta que es y la facilidad para poder transportarla si se sale de viaje.

Una opción intermedia son las bañeras anatómicas para bebés de 0 a 12 meses. A nosotros nos regalaron una de Prenatal que se adapta perfectamente a la anchura de nuestra bañera con los soportes ajustables por lo que evitas dejarte la espalda agachándote y aprovechas el hueco de la bañera de casa.

- Cambiador: Hay muebles específicos con cajones y baldas para tener a mano todo lo necesario para el cambio de ropa y/o pañales del bebé. Ikea, por ejemplo, tiene varios modelos de cambiadores económicos y prácticos.

Nosotros, en nuestro intento de limitar al máximo la compra de muebles con "fecha de caducidad", hemos colocado una colchoneta-cambiador sobre la cómoda del dormitorio de Alejandro. La altura es la ideal para no tenernos que agachar y en los cajones tenemos a mano todos los productos que necesitamos. Capricho de una servidora fue comprar una funda de Fundas Barcelona que hace conjunto con el color de mis estanterías DIY que decoran esta zona del dormitorio.

cómoda cambiador habitación bebé a golpe de objetivo
No hace falta comprar un mueble cambiador, se puede aprovechar una cómoda como ésta

- Biberón: Mi intención desde el principio fue darle el pecho a nuestro bebé, pero ya sabemos que la naturaleza no siempre cede a nuestros deseos. Por lo que sólo pude hacerlo durante tres meses y combinando con leche de fórmula. Antes del nacimiento de Alejandro ya preví la posibilidad de necesitar un biberón {ya fuera por no poder dar el pecho o por tener que sacarme leche} y me hice con un par de ellos.

Cuando fui a comprarlos, casi me pierdo en la tienda entre tanta marca, tipo de tetina, material, etc. Después de casi 6 meses he usado cuatro marcas distintas con sus respectivas tetinas y os digo que todas van bien: Medela, Philips Avens, Dr. Browns... todas son adaptadas para bebés desde 0 meses, así que no os volváis loc@s ;)

¡Ah! y algo que os hará falta sí o sí antes o después será un cepillo para limpiar los biberones, por lo que también podéis ir adelantando esa compra.

- Chupetes: El tema del chupete es un poco peliagudo. Hay padres que son anti-chupete total, otros que en cambio creen que es uno de los mejores inventos que hay para calmar el llanto del bebé. Yo no tenía ni idea que qué haríamos pero, por si las moscas, entre regalitos y compras nosotros nos hicimos con unos cuantos. Finalmente, al quinto día le dimos ya el bendito chupete, de lo cual no me arrepiento en absoluto.

- Artículos de aseo: No está de más ir haciendo acopio ya de pañales, toallitas húmedas, cepillo del pelo, termómetro {los frontales y/o de oído son muy útiles}, aspirador nasal, jabón para el baño y una cremita para las nalgas.

jabones bebé Olivia the shop a golpe de objetivo
Gel, crema y aceite de masaje orgánico para bebés de Olivia the Shop

Para la mamá


- Sujetador de lactancia: Recomiendan llevar a la maternidad al menos un sujetador de lactancia para facilitar la tarea de dar el pecho. A mí, particularmente, me gusta mucho la línea de maternidad de Oysho y encuentro que H&M y Asos.com ofrece una muy buena relación calidad-precio.

Extras

En ésta última sección os propongo algunas cositas que, sin ser estrictamente necesarias, sí que pueden resultar prácticas para algunos padres.

- Mochila o fulard portabebé: Ambos artículos permiten llevar al bebé pegadito a tí y depender menos del carro a la hora de salir a la calle. Especialmente durante los primeros meses me parece una opción excelente ya que el bebé es cuando más contacto necesita con los padres y también ¡cuando menos pesa!

La mochila me parece muy cómoda para el paseo, ya que es fácil de colocar. Mientras que el fular, funciona muy bien para llevarlo por casa mientras hacemos las tareas del hogar o incluso trabajamos frente al ordenador.

- Hamaca: Si queremos tener a nuestro bebé en medio del cotarro y acostumbrarlo a que comparta nuestra vida cotidiana en el salón como un miembro más de la familia que va a ser, la hamaca es lo más.

Las de BabyBjörn son comodísimas por lo poco que pesan y lo fácil que se pliegan, se pueden usar hasta los dos años pero son caras. Nosotros hemos tenido la suerte de heredar una de diseño de Charlie Crane, que queda estupendamente en nuestro salón. La desventaja es que no se puede transportar y sólo es útil hasta los 7 meses.

hamaca bebé Charlie Crane a golpe de objetivo
Hamaca de bebé de Charlie Crane

- Termómetro para la habitación: En el hospital os dirán que la habitación donde duerme el bebé tiene que estar a una temperatura de entre 18-20 ºC y 50% de humedad. Como es normal, nosotros no teníamos la menor idea sobre la temperatura de nuestra habitación y nos íbamos a dormir con la preocupación de si el bebé estaba en el ambiente adecuado. A los pocos días compramos un termómetro en Amazon y problema solucionado.

termometro habitación bebe a golpe de objetivo
Termómetro para medir la temperatura y la humedad de la habitación del bebé

- Intercomunicadores: Para un piso pequeño no es un artículo necesario pero si vivís en una casa grande, y más aún de diferentes plantas, los intercomunicadores os pueden resultar muy prácticos para tener controlado al bebé mientras duerme.

- Decoración dormitorio: Aquí cada uno es libre de dar rienda a su imaginación y preparar "el nido" como más le plazca. Si el bebé va a tener su propio dormitorio, siempre hace ilusión pensar en una gama de colores así como en los pequeños detalles que le van a dar el toque infantil a la habitación de vuestro recién nacido.

Bueno queridos amig@s, hasta aquí esta listita de la que espero que podáis echar mano para preparar tan feliz acontecimiento y cuando os pregunten eso de - ¿qué os podemos regalar para el bebé? :)

A mis paisanos valencianos os deseo unas fallas estupendas y a todos los demás, como siempre, ¡un abrazote enorme!

También te puede interesar:

GuardarGuardarGuardarGuardar

You Might Also Like

0 comentarios

No seas remolón/a y déjame tu comentario ;)