¿Qué tienen de cierto los estereotipos americanos?

12:35

Tras haber vivido un año en Estados Unidos {primero en Nueva York y luego en Boston} son muchas las anécdotas que he guardado en mi mochila de recuerdos y que me han hecho replantearme cuánto de cierto tienen los estereotipos que nos llegan hasta Europa sobre los americanos.

Mirando atrás debo decir que he vivido situaciones que, recordándolas ahora, hacen que me ría sola.
Esta es una reducida lista de cosas que he podido experimentar y observar de primera mano. Por favor que nadie se ofenda, hay que entender que todas las impresiones son desde el punto de vista de una española y, más en concreto, desde MI punto de vista ;)

Allá vamos:

1. En EEUU todo es "super size". Esto es tan cierto como que todos los días amanece. "Small" es el adjetivo que siempre hay que tener en mente a la hora de comer fuera de casa. Lo que para nosotros es un pozal de café, para ellos es una tacita. Lo mismo ocurre con el tamaño de los sanwiches, de los aperitivos... ¡con un aperitivo cenan 3 personas!. En el caso de los coches se puede justificar con que la gasolina está más barata allí, con lo cual no cuesta tanto mantener un vehículo tipo 4x4. Pero bien cierto es que los coches europeos se les quedan pequeñitos.


2. Comer sano fuera de casa, casi misión imposible. EEUU no es un país que se caracterice especialmente por su cultura gastronómica. Hamburguesas, perritos calientes, mufflins {magdalenas} y pizza es todo lo que puedes esperar de la comida típica. No obstante, en Boston es muy popular el marisco, en especial las ostras y la langosta. Pero ojo a cómo las consumen. Las ostras las rebozan y las fríen -¡todo un sacrilegio para los que apreciamos el sabor a mar de una buena ostra!- aunque también es posible encontrarlas crudas. Por otra parte, las langostas las hierven y las bañan en mantequilla fundida, ya sabéis, para darles un poco más de "consistencia"...

Los anuncios de televisión promocionan casi exclusivamente comida basura: humeantes hamburguesas con bacon crujiente, pizzas con suculento queso fundido, etc. ¿Así quién no va a caer? No es de extrañar que el 79% de la población sufra sobrepeso.


La comida sana es generalmente cara. Una de las cosas que más me llama la atención es que un paquete de pan de molde cuesta 4 dólares en el supermercado en comparación con un bote de helado de litro y medio que puede valer unos 2 dólares.

Afortunadamente, EEUU es un país con muchas influencias de todas las culturas que han migrado hasta allí y es posible encontrar comida de todos los tipos, sobre todo, italiana, china, india y japonesa.

Me estoy dando cuenta de que casi podría escribir una entrada dedicada exclusivamente a la gastronomía americana jajaja.

3. El personal de los hospitales no se quita el uniforme para salir a la calle. Esto es algo que ya observé cuando estuve viviendo en Nueva York. No sé si soy solo yo, pero a mí esto me choca muchísimo y me parece una falta de higiene tremenda. El metro, el cual cabe decir que no cumple todas las condiciones de salubridad que cabría desear -especialmente el de Nueva York, en el que es común encontrarse ratas del tamaño de un conejo campando a sus anchas- está lleno de gente yendo a trabajar por las mañanas con el típico pijama de hospital. Espero que, una vez dentro, al menos de pongan una batita encima...

4. A los americanos les encanta indagar y preguntarte sobre tu vida en un primer contacto. Esto es algo que casi tendría que mover a la primera posición de la lista. Lo que para nosotros puede llegar a ser una actitud de mala educación para ellos es todo un signo de cortesía.

He llegado a encontrarte ante situaciones tales como que el agente del servicio de coches del alquiler me preguntara sin conocerme absolutamente de nada la siguiente retahíla de cosas: "¿de dónde vienes?, ¿qué haces en Boston, estudias o trabajas?, ¿dónde trabajas?, ¿dónde vives en Boston?, ¿para qué alquilas un coche, dónde vas?, ah ¿y qué vas a hacer en Cape Cod?, ¿con quién vas?, ¿cuándo vuelves?". Bueno, la chica se enteró de toda mi vida en cuestión de 3 minutos. Yo me sentí tan incómoda que estuve a punto de contestarle: "¿y a ti qué te importa?" jajaja. Con el tiempo me di cuenta de que para ellos tan solo es una forma de mostrar educación y cuando me preguntaban trataba de no ofenderme, pero sigue pareciéndome tan indiscreto...


5. "Awesome" es la palabra comodín para cualquier circunstancia. Apuntadla bien, AWESOME. La traducción sería algo así como fantástico, estupendo, espectacular... todos los adjetivos que podáis imaginar para describir que algo es fenomenal se resumen en uno.  "¿Cómo ha ido tu fin de semana? Awesome!", "Ya he terminado el proyecto que me pediste - Awesome!", "Esta tarta es awesome!". Se puede aplicar a todo lo que te podáis imaginar. Eso sí, hay que ponerle entusiasmo y pronunciarla con al menos tres exclamaciones.

A mí me hace mucha gracia porque la verdad es que muchas veces su uso es exagerado e incluso, desde mi punto de vista, un poco falsete. Pero allá donde fueras haz lo que vieras, así que ya sabéis, a decir "awesome" a diestro y siniestro.

Invito a todos los que hayáis vivido en EEUU a que compartáis vuestras opiniones, seguro que nos echaremos unas risas para comenzar la semana con humor ;)

¡Feliz lunes!


You Might Also Like

0 comentarios

No seas remolón/a y déjame tu comentario ;)