Una semana en Seychelles - Guía práctica

22:59


Ays, qué lejos quedan ya las vacaciones... y es que no importa si te vas una semana o un mes, siempre se pasan en un suspiro. Pero lo prometido es deuda y aquí van todos los detalles de nuestro viaje relámpago a Seychelles. 

El año pasado ya huimos del frío de Suiza y nos fuimos una semana a Península de Samaná, al norte de República Dominicana, un rincón secreto del Caribe sobre el cual podéis leer aquí, y este año hemos decidido repetir aventura rumbo al Índico. Y es que no hay nada que nos guste más que el mar, ya podemos viajar a islas y sitios costeros que nunca encontramos una playa igual, un mar del mismo color, un atardecer idéntico. Ays ¡como echo de menos nuestro Mediterráneo! y eso que aquí tenemos el lago Léman, el más grande de Europa, pero qué queréis que os diga, no es lo mismo.

Volviendo al tema, encontramos un chollazo de vuelo con Ethiopian Airlines y no nos lo pensamos. Como guinda del pastel, la cadena hotelera para la que trabaja Rafa nos ofreció una tarifa muy especial para el resort de lujo que tienen allí, por lo que todo indicaba que nuestro destino estaba en Seychelles. 

UBICACIÓN

Para l@s que andáis un poco despistados con la geografía de Seychelles, al igual que lo estaba yo antes de comenzar a planificar el viaje. La República de Seychelles está formada por un total de 115 islas, la gran mayoría de ellas inhabitadas. Las tres islas principales son Mahé, Praslin y La Digue.

La capital de Seychelles, Victoria, se encuentra en Mahé, es la única ciudad de todas las Seychelles y, a su vez, la capital más pequeña del mundo. 

CÓMO LLEGAR

El aeropuerto internacional de Seychelles se encuentra en Mahé. Con lo cual, volemos desde donde volemos, siempre habrá que hacer parada obligatoria en esta isla. El aeropuerto es casi de juguete, situado a orillas del mar y con apenas un par de pistas de aterrizaje. Muy accesible y cómodo. En cuanto pones un pie fuera del avión te invade una sensación indescriptible; el calor y el sol te dan la bienvenida a una isla, que sin necesidad de conocerla, ya sabes que te va a cautivar :)

Para viajar a las islas vecinas de Praslin y La Digue, se pueden coger vuelos internos operados por Air Seychelles. Los trayectos son muy cortos, apenas 30 minutos. 

Otra combinación posible es ir de Praslin a La Digue en barco, se puede hacer incluso una excursión de un día y volver a Praslin por la tarde.

En nuestro caso, dado que sólo teníamos 6 días, decidimos concentrarnos en una isla, por lo que únicamente visitamos Mahé. Pero si disponéis de 9 ó 10 días, os aconsejaría que visitarais las tres islas, especialmente La Digue, donde se encuentra la que dicen es la playa más bonita del mundo.

CÓMO MOVERSE POR MAHÉ

En mi opinión el coche de alquiler es imprescindible si verdaderamente quieres visitar la isla a fondo. Hay autobuses públicos que conectan prácticamente toda la isla pero, a pesar de que he leído en varios blogs que muchos viajeros se han movido con transporte público, nosotros no vimos a ningún turista que los utilizase, ya no por la seguridad {porque la isla es muy segura} sino más bien imagino que por la comodidad. 

El coche te da la libertad de ir donde y cuando quieras sin necesidad de esperas ni de horarios. Además las carreteras son muy estrechas y con curvas, todas de doble sentido y sin arcén, con lo que me puedo imaginar que ir dentro de un autobús local debe de ser como meterte en una coctelera :)

También os digo que si conducís en Mahé tenéis que ir preparados para circular por la derecha y quizás llevaros algún que otro sustillo al principio hasta que os acostumbréis. Se trata de conducir con especial precaución, eso es todo. Vale la pena salir y descubrir un poquito la vida nocturna y los restaurantes locales. Simplemente hay que tener en cuenta que las carreteras no están iluminadas y que las luces de los coches que vienen de cara a veces son un poco molestas, pero basta con frenar cuando un coche se aproxima en dirección contraria y esperar a que pase.

Como he dicho la isla es muy segura. Como anécdota os contaré que nos paró la policía no una vez, ¡sino dos! Creo que en mis diez años como conductora me han parado un total de dos veces, con lo que no podría creerme que en apenas seis días nos hicieran dos controles. En un principio pensé que nos iban a intentar sobornar pidiéndonos dinero, tal cual nos pasó cuando fuimos a Marruecos. Los policías parecían estudiantes en prácticas de lo jóvenes que eran y como hablaban en criollo no entendíamos lo que se decían entre ellos. El caso es que todo quedó, afortunadamente, en una anécdota, sólo nos pidieron el carnet de conducir y nos dejaron seguir circulando. 

El precio del coche de alquiler oscila entre los 35 y los 50 euros por día dependiendo de dónde lo alquiles. Nosotros lo reservamos con anterioridad a través de Atlas Choice y nos salió por 35 euros el día, fue la opción más económica que encontramos.


ALOJAMIENTO

El tema del alojamiento depende totalmente del presupuesto que estéis dispuestos a gastaros. No penséis que es imprescindible gastarse una fortuna para ir a Seychelles. En Mahé tenéis opciones para todos los bolsillos, desde hotelazos de cinco estrellas como el Four Seasons Seychelles, el Ephelia Resort, o el Kempinski Resort hasta pequeños bed & breakfasts y self-catering alojamientos por unos 80 euros el día. 

Estas son algunas de mis webs favoritas donde buscar distintas alternativas de alojamiento:


MONEDA 

La moneda oficial de Seychelles el la Rupia de Seychelles {RSC}. Hay muchos sitios en los que se acepta el pago en Euros, pero obviamente te hacen el cambio de divisa que les da la gana, con lo cual lo más probable es que uno acabe perdiendo dinero. 

Las tarjetas de crédito también se aceptan en la gran mayoría de las tiendas y establecimientos pero, por propia experiencia, os recomiendo que os llevéis Euros en efectivo y que, una vez hayáis calculado el presupuesto para vuestra estancia, los cambiéis a RSC en uno de los "bureau de change" de Victoria, donde el cambio que ofrecen es mucho mejor que el de las oficinas del aeropuerto, los hoteles o incluso los bancos como Barclays.  

IDIOMAS

Seychelles, al haber sido colonia primero francesa y luego inglesa, tiene como lenguas oficiales tanto el inglés como el francés, más una tercera que es el criollo. Por lo tanto comunicarse con la gente local es muy fácil, ya que manejan cualquiera de los tres idiomas.

Los seychelenses son muy hospitalarios y ponen todo su empeño para hacerse entender y para entenderte.

GASTRONOMÍA

El pescado es el alimento por excelencia de Seychelles {jamás había visto tanta variedad} así como la fruta. No podéis iros sin probar sus mini-plátanos, el arroz con curry y, si os armáis de valor, el murciélago. Sí, si, has leído bien, murciélago. El murciélago de Seychelles vuela sólo durante el día, se alimenta únicamente de frutos y, aparentemente, es todo un manjar. Nosotros no tuvimos el valor de probarlo... por lo que no os puedo dar mi opinión.

Algunos sitios donde comer, recomendados por la gente local, son Kaz Kreol {sobre la arena de la playa, sirve comida criolla y unas pizzas hechas a leña que quitan el hipo, sobre todo la marinera} y Marie Antoinette {auténticamente seychelense}. 

En cuanto a la bebida, la Seybrew es la cerveza local, una rubia que fresquita sabe a gloria.

Los precios son bastante elevados, unos 30 euros por persona como media, dependiendo lógicamente de la categoría del restaurante y de lo que se pida.

NO PUEDES PERDERTE...

Anse Intendanse: La playa de la que nos enamoramos rotundamente.  Situada en el suroeste de Mahé. Una playa salvaje y solitaria de arenas blancas y mar turquesa donde, con un poco de suerte, se pueden ver tortugas. Si tenéis un buen presupuesto, os aconsejo el hotel de ensueño que hay justo en esta playa, el Banyan Tree Seychelles. En general en este lado de la isla es el más virgen y donde se encuentran las mejores playas, no os podéis perder tampoco Anse Soleil y Baie Lazare. Para acceder a éstas dos últimas playas hay que atravesar los hoteles de Kempinski y Four Seasons, pero ambas son de acceso público.
Anse Intendanse, Seychelles
    Mercado local de Victoria: toda una fiesta de aromas y colores. Para mí los mercados locales son una de las paradas imprescindibles de cualquier viaje. Donde aprender sobre las costumbres del lugar, la gastronomía y las materias primas. La esquina donde venden el pescado merece una mención especial: atunes, tiburones, y todo tipo de pescados de los que ni siquiera me sé el nombre. 

    Mercado de Victoria, Seychelles


    Beau Vallon: Situada al noroeste de la isla, es la playa más popular y en la que se encuentan la mayoría de bed & breakfasts y pequeños hoteles. Por su longitud es ideal para pasear.

    Beau Vallon playa, Seychelles


    Parque Nacional de Morne Seychellois: es el punto más alto de la isla y parque nacional terrestre más grande de las Seychelles. Las vistas desde la cumbre son una preciosidad. Se puede subir en coche aunque, para los más aventureros, también hay una serie de senderos que se adentran en el bosque tropical y ascienden hasta la cima. En Victoria se pueden comprar mapas con los diferentes recorridos, aunque lo más aconsejable es contratar un guía por unos 25 euros por persona que te explica la infinidad de especies vegetales y animales que te encuentras en el camino. Los senderos son bastante escarpados, por lo que no os olvidéis de llevar un buen par de zapatillas o botas de montaña.  

    Parque Nacional Marino de St. Anne: muy a nuestro pesar no pudimos hacer esta excursión debido a las condiciones meteorológicas, pero es una excursión súper recomendable. Se trata de un conjunto de seis islas protegidas contra la pesca y el esquí acuático. La excursión diaria, con salida desde Victoria, cuesta unos 85 euros por persona e incluye, además del transporte en barco, picnic y material para practicar snorkel en los distintos puntos de parada.

    CULTURA

    Lo que mas nos llamó la atención de la cultura seychelense es la hospitalidad de la gente local y, ya no sólo en hotel, donde esperas ser recibido y tratado con cortesía y amabilidad, sino también en la calle. 

    Como turista pasas totalmente desapercibido, es un lugar muy agradable para dejarte perder con la total seguridad de que, si te pierdes, siempre habrá alguien dispuesto a echarte una mano sin pedirte una propina a cambio ni incomodarte. 


    ANTES DE IR

    Vacunas: la información que he encontrado en internet es un poco confusa, ya que en cada web encuentras unos datos diferentes. Lo mejor es que llaméis a vuestro centro de salud para que os aconsejen qué vacunas debéis ponerte. Nosotros, al hacer escala en Addis Abeba  {Etiopia}, tuvimos que ponernos la de la fiebre amarilla.

    Documentación: pasaporte y certificado de vacunación si haces escala en países como Etiopía. No es necesario el visado.

    Protección solar: ¡súper importante! No importa que seáis más morenit@s de piel o que os dé la sensación de que no pega mucho el sol. Llevaros factor 50, al menos para los primeros días. A nosotros nos salió el tiempo nublado y, aun así, con una mañana que tomamos el sol durante tres horas con factor 30 nos achicharramos como langostas. Un sombrerito y unas gafas de sol y listos ;)

    Y como una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejo el link a una pequeña galería de fotos con las mejores imágenes de esta isla de ensueño y, cómo no, el último video de "Dos Españoles por el Mundo" recién salido del horno. ¡Espero que os guste!




    Si alguno de vosotr@s ha viajado a Seychelles y tiene más sugerencias, no dudéis en comentarlas, las preguntas también son bienvenidas :)

    You Might Also Like

    0 comentarios

    No seas remolón/a y déjame tu comentario ;)