Sola en Ciudad de Mexico: 6 cosas que ver y hacer

9:00

Mis querid@s lector@s, ¡sigo viva! Menos mal que están las redes sociales para dar señales de vida que si es por el blog ya me podríais dar casi por desaparecida. Siento mis ausencias, pero el final de año fue un maratón de trabajo, viajes, compromisos familiares y visitas al hospital por culpa de los malditos virus que no nos dieron tregua durante las navidades. Pero entre turrones, paracetamoles y copas de sidra conseguí sacar ratitos para terminar de editar el vídeo de mi viaje a México ¡que tantas ganas tenía de compartir con vosotr@s!

Los que me seguís por redes sociales, sabréis que en octubre viajé a Ciudad de Mexico por motivos laborales. Me fui sola, sin familia ni compañeros y, tal y como os cuento en el vlog, un poco acongojada por el tema de la seguridad. Con tanto bombardeo de noticias sobre la criminalidad que hay en el país, principalmente debido a la guerra contra el narcotráfico, no os voy a negar que pensaba que apenas iba a poder salir del hotel más que para atender los compromisos profesionales. Tras mi viaje, me di cuenta de que tenía una imagen muy estereotipada y sesgada del país 😢

Cuando aterricé en Ciudad de Mexico —sintiéndome como una hormiguita ante de la inmensidad de un gigante de capital de más de 21 millones de habitantes (incluyendo el área metropolitana) — la realidad que me encontré fue distinta a como yo la había imaginado. Di con una ciudad caótica, llena de vida, hospitalaria, sorprendentemente verde (al menos mucho más verde de lo que yo la había imaginado. También os digo que estaba alojada junto al bosque de Chapultepec) y con una oferta cultural y de ocio tremenda. Y, aunque fui con mucha precaución, en ningún momento me sentí insegura, todo lo contrario.

Tenía muchísimas ganas de documentar esta experiencia así que aproveché la ocasión para grabar este vlog donde comparto algunos consejos para moverse por la ciudad y os muestro algunos de los lugares de interés más importantes. Aunque os adelanto que se me quedó muchísimo por ver, ¡y es que Ciudad de México da para mucho!



Qué hacer en Ciudad de México

A continuación os dejo una lista más detallada de algunos de los imprescindibles de Ciudad de México.

1. Navegar por los canales de Xochimilco

ciudad de mexico xochimilco a golpe de objetivo

¿Sabíais que antiguamente la Ciudad de México era un conjunto de islas? Así, como lo leéis, Ciudad de México fue construida sobre cinco lagos, hoy en día prácticamente inexistentes. En la época prehispánica —antes de la conquista de la corona española— la ciudad se asentaba sobre cientos de islotes artificiales construidos por los indígenas para ganar tierras para el cultivo y el asentamiento de poblados. Posteriormente, esto llevó a la ciudad a sufrir multiples y desastrosas inundaciones que, ya en la época del virreinato español — a partir del siglo XVI— obligó a implantar sistemas de drenaje llevando a la desaparición de los lagos.

ciudad de mexico xochimilco a golpe de objetivo

Xochimilco, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987, es un resquicio de aquella ciudad flotante. A 28 km al sur del centro de la capital, es una muestra viva del folclore mexicano. La vida se hace sobre el agua, a lo largo de sus innumerables canales navegan las coloridas góndolas —conocidas como trajineras—transportando a vendedores de comida, mariachis y visitantes por igual. Su ambiente festivo, especialmente los fines de semana, atrae a grupos de familias y amigos.

ciudad de mexico xochimilco a golpe de objetivo

ciudad de mexico xochimilco a golpe de objetivo


2. Pasear por la Plaza del Zócalo y el casco histórico

ciudad de mexico casco histórico a golpe de objetivo

El casco histórico de Ciudad de México, también Patrimonio de la Humanidad, es una muestra en vivo de la huella colonial y un punto de obligada visita.

La Plaza de la Constitución, también conocida como Plaza del Zócalo o Plaza Mayor, es el punto neurálgico de la ciudad y la sede de los poderes religioso, politico y económico por estar flanqueada por la Catedral Metropolitana, el Palacio Nacional y el antiguo Ayuntamiento así como importantes edificios comerciales.

ciudad de mexico casco histórico a golpe de objetivo

Es una zona bulliciosa y llena de vida en la que los puestos callejeros de comida y los mercados ambulantes se entremezclan con los restaurantes de comida tradicional y las tiendas de marcas de moda internacional; donde la música folclórica se confunde entre las melodías de las radios locales y el vocerío de los comerciantes tratando de atraer clientes a sus negocios.

A unos 1.000 metros de la Plaza del Zócalo, caminando por la calle Madero, se llega al Museo del Palacio de Bellas Artes, considerado una de las instituciones de arte más importantes del país. En él encontramos los impresionantes murales de reconocidos artistas mexicanos contemporáneos tales como Diego Rivera o Rufino Tamayo. El palacio también alberga salas de exhibiciones temporales así como una de las casas de ópera de la ciudad.

ciudad de mexico palacio bellas artes a golpe de objetivo

3. Recorrer el Parque de Chapultepec y visitar su castillo

El Parque de Chapultepec es uno de los grandes atractivos turísticos de la ciudad, visitado por más de 18 millones de personas al año. Siendo dos veces más grande que Central Park de Nueva York me sorprendió no haber oído hablar de él antes.

Entre sus innumerables atracciones se encuentran un zoológico, un parque de atracciones, dos lagos artificiales, un cine al aire libre, numerosas instalaciones deportivas y, la joya de la corona (literalmente), que es el castillo de Chapultepec.

El Castillo de Chapultepec, construido en 1785 durante el gobierno del virrey de la Nueva España Bernardo de Gálvez como residencia de descanso, ha tenido múltiples usos a lo largo de la historia del país: sede militar, palacio imperial, residencia presidencial y, hoy en día, sede del Museo Nacional de Historia.

4. Aprender sobre la cultura prehispánica en el Museo de Antropología

A pesar de las maravillas que me hablaron de este museo, desafortunadamente, no tuve tiempo de visitarlo. Se trata del museo más importante de México y uno de los más grandes del continente dedicado a los pueblos originarios de América. En 2017, el Museo Nacional de Antropología de Ciudad de México fue galardonado uno de los mejores museos del mundo por el Traveler's Choice de TripAdvisor, obteniendo el séptimo puesto en el ranking internacional.

5. Empaparse de Frida Kalho en Coyoacán 


Os va a sonar muy cliché pero no pude evitar ver la película de Frida Kalho antes de emprender mi viaje. Por supuesto, había oído hablar de la artista, pero apenas sabía nada de su vida y obra. La película despertó un gran interés en mí por querer conocer más sobre esta mujer enfermiza y desafortunada, moderna y apasionada, y sobre el que fue su marido Diego Riviera.

Coyoacán —además de ser uno de los barrios más antiguos y pintorescos de la ciudad lleno de cafés, galerías de arte y edificios coloniales— alberga la famosa Casa Azul, donde la familia Kahlo vivió desde 1904 hasta la muerte de la pintora en 1958, año en que fue convertida en museo.  Tal y como reza la descripción del museo en su página web, se trata de un viaje al universo más íntimo de la artista donde se pueden visitar las estancias de la casa —la biblioteca, el estudio, su cama de día y la de noche donde vivió postrada durante años a causa de la enfermedad, la cocina, etc.—y ver sus objetos personales.

El museo se ha convertido en uno de los más famosos de la ciudad, por lo que es aconsejable comprar los billetes en línea para evitar las largas colas de espera.

6. Viajar atrás en el tiempo en las Pirámides de Teotihuacán

ciudad de mexico pirámides teotihuacán artes a golpe de objetivo

A unos 50 km del noroeste de la capital se encuentra uno de los vestigios prehispánicos más importantes de México, una antigua y monumental metrópoli compuesta por una calzada principal de unos 4 km en torno a la cual se construyeron edificios para uso ceremonial, social, civil y habitacional destacando las dos impresionantes pirámides del Sol y la Luna.

Entre los siglos III-VII la ciudad gozó de su época de mayor apogeo como centro comercial y político llegando a ocupar una superficie de 21 km cuadrados y a atraer una población de unos 150.000 habitantes.

Subir a la cima de las pirámides es un desafío para las piernas y los pulmones pero la maravillosa panorámica ¡es la mejor de las recompensas!

Para los que creáis en el esoterismo, el 21 de marzo tenéis una cita en este lugar tan místico. Con motivo de la celebración del equinoccio de primavera miles de personas se congregan aquí para escalar la pirámide del Sol entre las 9:00 y las 13:00 y recargar energías con los brazos tendidos en dirección al sol.

Para llegar hasta las pirámides, podéis alquilar un coche o bien contratar un tour guiado en grupo o privado. En mi caso yo viajé con un tour organizado por el hotel donde me hospedaba, pero hay webs como las de Civitatis que tienen muy buenas opiniones y ofrecen tours de un día completo por 25 euros por persona. Otra opción es combinar (como hice yo) la visita a las pirámides con parada en la Basílica de Guadalupe —la más visitada del mundo después de San Pedro en el Vaticano— y las ruinas arqueológicas de Tlatelolco. Os dejo la información en este enlace.

ciudad de mexico basílica guadalupe a golpe de objetivo

Consejos prácticos

  • Moneda: Peso mexicano. Como siempre, es mejor evitar los aeropuertos para cambiar la divisa, ya que suelen cobrar comisiones más elevadas que en otros establecimientos. Las casas de cambio que encontraréis por la ciudad son la mejor alternativa. Si necesitáis disponer de pesos inmediatamente, podéis hacer uso de algunos de los cajeros que hay en la terminal de llegadas del aeropuerto.
  • Traslados desde el aeropuerto: Según me comentaron, el servicio de Uber no está disponible desde el aeropuerto, por lo que es aconsejable reservar un transfer con el hotel o acudir a la ventanilla de taxis oficiales que hay en llegadas. Aseguraros de preguntar la tarifa con antelación para llevar dinero suficiente con vosotr@s y evitar sorpresas. El trayecto del aeropuerto hasta el centro es de unos 40 minutos, pero en hora punta el tráfico puede ser tan caótico que puede llegar a tomaros hasta hora y media el trayecto, importante tener esto en cuenta a la hora de planear el regreso.
  • Propias: Este punto me pareció muy curioso ya que la primera vez que tuve que pedir la cuenta en un café el tema de las propinas me pilló totalmente fuera de juego. Si os disponéis a pagar con tarjeta, cuando pidáis la cuenta el camarer@ (o mesero como dicen en México 😉) os preguntará si la queréis abierta o cerrada. Si la pedís abierta, podréis seleccionar la propina directamente en el datafono y que se cargue a vuestra tarjeta, de lo contratrio, si la cuenta es cerrada, no tendréis esta opción y deberéis ofrecer la propina en efectivo.
  • Dónde alojarse: Esto es un consejo muy personal porque no tuve la opción de explorar tan a fondo la ciudad como para poder comparar. Yo me alojé en la colonia (así es como llaman a los barrios) de Polanco, llena de hoteles y restaurantes, y me encantó. También visité la colonia de Roma y me pareció muy agradable y acogedora.
  • Mapa: A continuación os dejo un mapa interactivo con todos los lugares de interés de los que os he hablado, para que no os perdáis 😉



Con más de 200 museos e infinidad de atractivos, Ciudad de México da para mucho más que cinco días, en este post he tratado de resumiros un poco mi cortísimo viaje y he añadido algunos lugares que no me dio tiempo visitar pero que no podía pasar por alto en la lista de imprescindibles.

La experiencia fue padrísima 😃 ¡Espero que os haya gustado mucho! 

¡Hasta pronto!

"No vayas a creer lo que te cuentan del mundo, ya te dije que el mundo es incontable", Mario Benedetti

You Might Also Like

0 comentarios

No seas remolón/a y déjame tu comentario ;)